Con la convicción de respetar el context..." /> Mejor sin prejuicios - CBArq

Mejor sin prejuicios

Con la convicción de respetar el contexto y siendo parte de un diálogo de lo que existe alrededor, el arquitecto Gustavo González  conceptualizó sus ideas de intervencion urbana,  explicando que un diseño arquitectónico va mas allá de la geometría de un lote.

En la actualidad la normativa urbana, al basar generalmente su relación con la arquitectura de la ciudad en un sistema de restricciones formales (altura máxima, retiro de L.M, línea de frente interno, etc), deviene en lo que podríamos llamar un lote dentro de otro. Es decir, se presenta a los ojos y el entendimiento del proyectista como un límite geométrico, tridimensional, constituido por planos tan imaginarios como estrictos, dentro de los cuales se puede realizar el proyecto. Esta característica de la normativa urbana, por lo menos en las áreas de alta densidad poblacional de la ciudad, como Nueva Córdoba. tiene el efecto de inducir a un diseño del objeto arquitectónico de afuera hacia adentro, ya que se descuenta que las fuerzas del mercado en estas áreas pretenden la mayor ocupación posible de la parcela y del perfil urbano. Por lo tanto, si bien el desarrollo tipológico/funcional no estaría determinado al extremo por la normativa, podríamos decir que en estas zonas la forma externa del objeto es coincidente con la forma de la normativa urbana.

Respeto al patrimonio
En el caso de la vivienda colectiva me interesa mucho el contexto, lo que tengo al lado ya bien éste sea de valor patrimonial histórico o no. No se puede diseñar teniendo en cuenta solo la geometría del lote, sin saber lo que pasa al lado o en el resto de la cuadra. Porque en una ciudad formas parte de algo más. Se está en diálogo constante con lo que hay alrededor. Le escapo a la lógica del objeto autónomo, que es propio de un discurso que no incorpora el contexto, sobre todo cuando se trata de vivienda colectiva insertada en un medio urbano tan consolidado como Nueva Córdoba. El caso de los lotes en los que se puede o debe conservar la fachada de lo preexistente representa otro desafío para el proyectista. En sí mismo no es ni bueno ni malo el requisito, todo depende de cómo lo termina resolviendo el proyectista.

Edificios rentables, estéticos y funcionales
Conjugar los tres aspectos exige una coherencia que está dada por la necesidad de cumplir con un compromiso profesional. Existe el pensamiento generalizado de que el ejercer la profesión a una determinada escala va por un carril distinto de la buena arquitectura, es decir que solo va en busca de rédito económico. Hay muchos prejuicios en nuestro medio, desde los distintos sectores. Yo siempre sentí admiración por la industria automotriz. En un auto se puede ver una perfección cada vez mayor, pueden ser bellos y útiles a la vez. Y todo eso no es incompatible con lo empresarial, con lo que puede llamarse un negocio. El Togo Díaz fue una guía para mí, un ejemplo de que se puede hacer buena arquitectura sin relegar la parte empresarial. Él supo cambiar la ciudad. Incorporó el ladrillo visto, un material muy nuestro y de fácil mantenimiento. Nunca entendí el porqué de la desvinculación entre el ámbito profesional, el empresarial y el académico.

La docencia
de la arquitectura
Actualmente, estamos involucrados con unos colegas en un trabajo de investigación que estudia y propone acortar la brecha entre lo académico y lo profesional. Es decir, lograr vinculaciones con el futuro profesional desde que se es estudiante, que se sepa cómo interactuar con un cliente. Para lo cual la solidez en el discurso, por ejemplo, es fundamental. Lo académico y lo profesional no tienen por qué ser cuestiones antagónicas. No lo serán si uno hace el esfuerzo para que no lo sean.

+ Popularidad de sentidos
En el marco de un proyecto de investigación, el arquitecto González, junto a la Lic. María Orozco, desarrollaron un trabajo sobre reflexiones del espacio público urbano en general y el de Córdoba en particular: “Acerca de la pluralidad de sentidos del espacio público“.

Tags:




Los comentarios están cerrados.

Volver arriba ↑