Patrimonio

Publicado en julio 4th, 2017 | por CBArq

0

Un lugar de descanso y disfrute

Una posada con más de 100 años de historia, una casa de té y un museo que reúne una colección de motos y bicicletas, chapas esmaltadas de la época y expendedores de combustible de diversas compañías.

Resultado de la pasión, el amor por lo artístico, los hobbies de la familia y tras casi diez años de trabajo, surgió Posada del Museo, el emprendimiento de la familia Benzi -oriundos de la provincia de Santa Fe- que reúne una posada, un museo y una casa de té en La Cumbre.
En 2001-2002 comenzó el proceso de construir un museo de motos y convertir una antigua casona de más de 100 años en un pequeño establecimiento hotelero, desenmascarando lo que estaba oculto tras pasar de mano y rescatando las particularidades originales.
Pilar Benzi estuvo en cada detalle, realizando un trabajo minucioso antes de decidir cada elección arquitectónica y decoración, contando con asesoramiento técnico en distintas etapas de los arquitectos Marcelo Najle y Gastón Iglesia.

La estructura, paredes y techos estaban en muy buen estado y continúan siendo testigos del paso del tiempo así como la galería interna de época que integra el paisaje a través de ventanales con vista a las sierras. Algunas paredes de adobe, pisos entablonados de pinotea al igual que sus aberturas y techos se mantienen, resaltando así el estilo original; mientras que las instalaciones -dañadas por el paso del tiempo- se cambiaron.Las habitaciones son amplias, luminosas y de gran calidez; una de las cuales está adaptada para personas con necesidades diferentes. Al transformar las habitaciones de la casona en espacios para recibir huéspedes, se agregaron sanitarios, conformando un espacio caracterizado por vistas al exterior. Actualmente, se está avanzando en una ampliación de la posada para sumar cuatro habitaciones, manteniendo el mismo estilo.
La fachada fue restaurada, y se optó por resaltar el techo a dos aguas que pasaba desapercibido, para dar mayor profundidad. Se incorporaron canaletas externas que se combinaron con la fachada.
En tanto, en el ingreso al predio se pueden observar elementos reciclados como durmientes que transmiten la calidez que se vivencia en los distintos ambientes de la casona.

Disfrutar a la hora del té

La Casa de Té combina detalles de arquitectura clásica, mostrando una imagen de un lugar tradicional estilo londinense, pero diferenciado con una decoración especial de reliquias de la historia nacional y piezas artesanales diseñadas y producidas por integrantes de la familia. Mario Benzi es veterinario, pero artesano en sus ratos libres y creó pequeños muebles, surtidores y vehículos en miniaturas que decoran los distintos ambientes.
Pilar Benzi se interiorizó desde niña en la cocina europea por influencia de su abuela suiza y aprendió a hacer platos especiales. Uno de ellos es el brislé, galletas artesanales a base de materias primas cuidadosamente seleccionadas y combinadas de acuerdo a la tradición suizo-alemana que da como resultado una masa artesanal suave, equilibradamente dulce y de textura placentera.

Tags: ,




Los comentarios están cerrados.

Volver arriba ↑